El diario visual de esta fotógrafa muestra cómo es la vida en Shanghái bajo la política “covid cero” [Entrevista]

Shanghai During Spring 2022 Covid Lockdown

La última vez que publicamos imágenes de la fotógrafa Nicole Chan, corría el mes de febrero de 2020 y el mundo estaba a punto de cambiar. Chan, quien ha vivido en Shanghái por muchos años, fotografió la ajetreada ciudad cuando entró en cuarentena debido al COVID-19. En ese momento, estas medidas aún se veían como algo distante para el resto del mundo; la moneda parecía aún estar en el aire. Ahora, más de dos años después, Chan comparte su nueva realidad: Shanghái está por salir de un estricto confinamiento que inicialmente estaba destinado a durar cinco días, pero se prolongó por meses.

Según la política de “covid cero” de China, cualquier prueba positiva de coronavirus conduce a un aislamiento inmediato no solo para la persona que dio positivo, sino también para todos sus contactos cercanos. El uso del rastreo de contactos y la cuarentena rápida por parte del gobierno fue anunciada al comienzo de la pandemia; pero, dos años después, las fallas empiezan a hacerse visibles. Han surgido preocupaciones económicas y los ciudadanos han comenzado a mostrar su descontento hacia esta política totalitaria.

Con una visión clara de la situación, Chan usa su cámara para demostrar cómo Shanghái, una próspera metrópolis de 26 millones de habitantes, sobrelleva esta crisis. Del 1 de abril al 1 de junio, los ciudadanos tenían órdenes estrictas de no salir de sus casas. Y si bien estallaron las celebraciones a medida que se acercaba el 1 de junio, apenas 24 horas después varios barrios estaban nuevamente en cuarentena. Las restricciones han disminuido ligeramente desde entonces, pero muchas personas siguen confinadas. Esto está generando tensión y protestas, algo poco común en la ciudad.

Gracias al trabajo de Chan durante toda la cuarentena, tenemos un diario visual que inmortaliza la vida durante el confinamiento en Shanghái. Tuvimos la oportunidad de hablar con Chan justo después de que se levantaron las restricciones para conocer su perspectiva sobre lo que ocurre en su ciudad y entender cómo la gente sobrelleva la política de “covid cero”. A continuación, lee la entrevista exclusiva de My Modern Met.

Police Barricade in ShanghaiGated Locked in ShanghaiShanghai During Spring 2022 Covid LockdownPresentamos tu trabajo por primera vez en febrero de 2020, cuando el coronavirus parecía algo lejano para el resto del mundo. Obviamente, ahora ha transformado la vida de todos. ¿Cuál es el mayor cambio que has visto en Shanghái desde que tomaste esas primeras fotos?

En los primeros días de la pandemia en Shanghái, se instaba a la gente a quedarse en casa, pero no había restricciones de movimiento. Para el verano de 2020, la vida había vuelto a la “normalidad”. La gente había regresado a las oficinas, la vida nocturna se había reanudado y había un aura petulante de victoria.

A pesar de nuestro regreso a la “normalidad”, incluso un solo caso positivo provocaba que cientos de contactos cercanos fueran enviados a cuarentenas en hoteles. Este nivel de escrutinio es lo que le valió a Shanghái su reputación como el símbolo de la gestión eficaz del covid. Entre el rastreo de contactos, la tasa de vacunación y la importancia económica de la ciudad, creíamos ingenuamente que Shanghái debía ser inmune al confinamiento.

Ahora sabemos cuál es la realidad.

Shanghái es la ciudad más rica, internacional y cosmopolita de China. También es la última víctima del “covid cero”. Dos años y medio después de que surgiera el covid, se ha disipado cualquier esperanza de que las restricciones se relajen y las fronteras se reabran. La fantasía de que vencimos al covid ha sido aplastada violentamente. El cierre de Shanghái demuestra la voluntad de China de alcanzar el “covid cero” sin importar el costo. Y aparentemente, sin importar el beneficio.

Como fotógrafa, mi trabajo en 2020 fue sobre el miedo. Esta serie trata sobre el confinamiento. Anteriormente, teníamos miedo del virus. Ahora, tenemos miedo de la respuesta del gobierno al virus. Es uno de los pocos casos en los que lo conocido es peor que lo desconocido.

Man Getting Tested for COVID in ShanghaiShanghai During Spring 2022 Covid LockdownTaking Dog Out During Shanghai LockdownPara aquellos que quizás no lo sepan, ¿puedes explicar el contexto en torno al nuevo confinamiento?

Shanghái entró en confinamiento el 1 de abril después de que se diera a conocer el mayor número diario de infecciones por covid desde los primeros días de la pandemia. Lo que originalmente se anunció como un confinamiento de “cinco días” con fines de prueba se convirtió en un confinamiento de 61 días con estrictas regulaciones y cero transparencia.

El confinamiento en China se entiende mejor como una combinación entre el arresto domiciliario y la ley marcial. No puedes salir de tu casa excepto para las pruebas PCR obligatorias. Todas las tiendas están cerradas, el transporte público está suspendido y los voluntarios locales se transforman en guardias de prisión. Si das positivo, serás trasladado a la fuerza a un centro de cuarentena. Si no das positivo en la prueba de covid, es posible que te trasladen a la fuerza a un centro de cuarentena por ser un contacto cercano.

En los últimos dos meses, a las personas se les ha negado atención médica crítica, no han podido comprar alimentos, han sido separadas de sus hijos y enjauladas en sus hogares. Aunque se levantó el confinamiento en toda la ciudad, hoy muchas personas siguen encerradas. El sentimiento de celebración se ha convertido rápidamente en una ansiedad sofocante de que podemos volver al encierro en cualquier momento.

People Behind Gates During Shanghai LockdownShanghai Lockdown Diary by Nicole ChanDog Testing During Shanghai Covid Lockdown¿En qué se diferenció este último confinamiento de lo que sucedió al principio de la pandemia?

Inicialmente, no había restricciones a la movilidad. La gente adoptó un enfoque muy cauteloso y serio para el autoaislamiento teniendo en cuenta el brote de SARS de 2002. Ahora, China tiene un libro de reglas estricto sobre cómo lidiar con los brotes que se basa en cuarentenas totalitarias con pruebas masivas agresivas. El cumplimiento ya no es una petición, sino una demanda.

Anteriormente, las imágenes de calles vacías capturaban la sensación del covid cuando las personas se enfrentaban a lo peligroso y desconocido. Ahora, las imágenes de personas en cautiverio capturan la sensación de encierro cuando nos enfrentamos a lo peligroso y conocido. El “covid cero” ya no es una medida de salud pública sino una batalla ideológica, y nosotros somos meros daños colaterales.

Woman in Shanghai Doing Covid TestPerson at their Window During the Shanghai Lockdown Girls Hugging Through Gate During Shanghai LockdownLa política de “covid cero” es muy restrictiva. ¿Cómo sentiste que la gente sobrellevó mentalmente el encierro?

Es imposible exagerar el efecto devastador que tiene el confinamiento sobre la salud mental. Incluso si eres una persona alegre y emocionalmente estable, los sentimientos de aislamiento y encierro te abrumarán. Tienes una agencia mínima sobre tu vida sin un final a la vista. Cada día es parte del mismo día horrible. Te marinas en el estrés. Las salidas regulares para regular el estado de ánimo, tal vez caminar, hacer ejercicio o sentarse en un café, ahora son inaccesibles. Los recursos de salud mental tienen poco personal y están sobrecargados. La soledad engendra soledad.

Nuestra necesidad de conexión, contacto y amor nos hace humanos. Sin ella, rápidamente nos convertimos en nada.

People Sharing Food During Shanghai LockdownGroup Celebrating the End of Lockdown in ShanghaiGroup Celebrating the End of Lockdown in ShanghaiEn tus imágenes, podemos ver algunas reuniones pequeñas. ¿Sentiste que la gente estaba más dispuesta a romper las reglas esta vez?

En el confinamiento, no hay flexibilidad para “romper las reglas”. Puedes ser arrestado por no cooperar, lo que significa que te arrestarán por negarte a usar un cubrebocas, rechazar una prueba de PCR o negarte a ir al centro de cuarentena. Te arrestarán si te atrapan saliendo o entrando a un área residencial cerrada.

Hubo pequeñas reuniones de personas en la semana previa a la reapertura, ya que a más y más personas se les permitió salir de sus hogares por un tiempo limitado. Todos los lugares estaban cerrados, por lo que la gente celebró breves reuniones con picnics improvisados ​​​​en la acera. Después de que circularon fotos y videos de estas reuniones, la policía instaló rápidamente barreras a lo largo de los parques y las aceras, las cuales permanecen en la actualidad.

Person Working Out During Shanghai Covid LockdownBoxed Food in Shanghai During LockdownEl confinamiento terminó el 1 de junio, pero varios vecindarios ya se cerraron solo un día después. ¿Cuál es su sensación de cómo se siente la gente sobre el manejo de los encierros? ¿Los hace sentir más seguros?

El encierro no hace que las personas se sientan más seguras. Los formuladores de políticas son increíblemente opacos y la ejecución varía enormemente. El confinamiento ha dado a luz a cientos de minitiranos que caprichosamente causan estragos en la vida de los residentes. Este encierro ha provocado casos raros de protesta pública en un país profundamente apolítico donde la disidencia tiene repercusiones rápidas.

Menos de una semana después de la “reapertura”, grandes secciones de la ciudad han vuelto a cerrarse y franjas aún más grandes están sujetas a pruebas obligatorias. La ciudad continúa jugando al topo mientras los residentes se ven obligados a soportar humillación tras humillación. La gente está cansada. La gente está harta. La gente quiere una dignidad básica.

Nicole Chan: Sitio web | Instagram

My Modern Met obtuvo permiso de Nicole Chan para reproducir estas imágenes.

Artículos relacionados:

Artista pinta paisajes inmersivos para lidiar con el confinamiento

Pata visita dos veces el mismo balcón en el 7º piso para empollar a sus patitos

Sin casos activos, Nueva Zelanda pone fin al confinamiento por coronavirus

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]